Visitas desde Mayo 17 de 2008

miércoles, noviembre 28

Pesaca japonesa...

Viendo un documental sobre pesqueros japoneses, me acuerdo de Okamoto…capitán de un pesquero Japonés que la empresa pesquera de Buenaventura VIKINGOS había contratado…eran 4 o cinco pesqueros japoneses…un hombre muy jovial y tan amiguero, que por la calle lo saludaba la gente como si hubiese vivido allí por años…mi amiga Lida Quevedo y yo lo llevamos a Buga y allí conoció el “señor de los milagros
”, una talla del siglo XVIII que tiene su basílica es esa ciudad vallecaucana…bailó salsa y bebió aguardiente…las chicas se lo disputaban para bailar…todo un cachaco valluno…
Por eso son lo la potencia que es hoy Japón. Sus ciudadanos además de cultos, decentes y trabajadores, se hacen querer…
Siendo Director técnico de Colpuertos, hicimos una compre de ruedas y neumáticos para todas las unidades del parque elevador y maniobras del puerto. Pues los japoneses de la empresa Sumitomo, que fueron invitados a licitar, junto a Goodyear y otras, me trajeron unas películas -en Betamax- y también me invitaron a comer en un restaurante japonés de Bogotá. No conocía eso de cocinar en la mesa…se llama Fonduí…comida de al menos tres horas…vestidos a la usanza de los Shogún, sentados en el suelo y atendido por diminutas y hermosas japonesas de bellos kimonos…fuimos mi amigo Kurt Alexander Abitch, quien era el jefe del departamento de mantenimiento, que hizo una labor esplendida reparando el parque de elevadores y nuestras parejas de entonces…



No hay comentarios: